Cuando tenemos que llevar la cámara colgada durante un largo período hemos de poner especial interés en la correa que elijamos.

En ocasiones, el cansancio o las tensiones en el cuello debidos a la mala ergonomía de la correa nos hacen guardar la cámara en la mochila, ocasionando que perdamos aquella instantánea.

La correa diseñada por Zeiss es ergonómica y está rematada en un discreto color negro.

No solo está fabricada en neopreno, material muy resistente y con alto poder de adaptación. Además cuanta con la tecnología AirCell, que consiste en un conjunto de cámaras de aire que reparten la presión ejercida por la cámara adaptándose a nuestra anatomía, evitando así sobrecargas y roces innecesarios.

                                                                            zeiss-comfort

Su precio es de 35€