Zeiss amplía su gama de objetivos para las Sony Alpha y su particular montura E-Mount. Esta vez se trata de un gran angular, un 21 mm con una apertura de 2.8. 

Zeiss Loxia 21/2.8

Dado que los Loxia son objetivos multipropuesta, pensados tanto para fotografía como para vídeo, este 21 mantiene los 52 mm para el diámetro de filtro de los ya existentes Loxia 35/2 y Loxia 50/2. 

También, al igual que sus compañeros, este Loxia 21 es ligero, sobrio y discreto, acorde con el cuerpo de las Sony Alpha 7.

Por supuesto también cuenta con un conmutador para el iris que desactiva las paradas en cada paso, ofreciendo un control fluido de la apertura. 

La compatibilidad con la electrónica de Sony es total, la interfaz electrónica del objetivo transmite como datos EXIF, la distancia focal, la apertura y la distancia de enfoque. También contamos, en caso de desearlo, con la magnificación de la imagen al girar el anillo de enfoque. Esta combinación de manual y electrónico nos permitirá extraer lo mejor de los dos mundos.

Sus 91º de ángulo de visión (diagonal) sobre sensor Full Frame, la exactitud del punto de infinito y su distancia mínima de enfoque de 25cm serán muy valorados por los paisajistas. Su pequeño tamaño y discreción serán decisivos para los fotógrafos de viajes y de street Photography. Su alto poder resolutivo y baja distorsión serán imprescindibles para los fotógrafos de arquitectura.

Todos estos factores y las ventajas que hemos enumerado para la grabación de vídeo, hacen del Loxia un gran angular extremadamente versátil. 

Zeiss ha reinterpretado el diseño Distagon y lo ha recalculado para la montura E-mount de Sony. El resultado es un objetivo  optimizado para sensores digitales compuesto de 11 elementos agrupados en nueve grupos, montados sobre un preciso y robusto barrilete metálico. Zeiss no duda en asegurar que se trata de una “joya” con una sorprendente calidad óptica. 

El objetivo estará disponible a partir del mes de diciembre de este año.