Estamos acostumbrados a ver objetivos macro con sistema de enfoque automático, con estabilizador óptico y con otros avances electrónicos. 

Cualquiera que haya practicado macro sabe que es una especialidad que suele realizarse sobre trípode y con enfoque manual. Lo lógico sería que los avances en este tipo de óptica se encaminasen hacia la óptica y no hacia la electrónica, y, como buenos representantes de la lógica germánica, en Zeiss lo han entendido así. 

La flamante serie Milvus cuenta con un 50mm y un 100mm macro, los dos con una gran apertura f/2 y un sistema de enfoque manual extremadamente preciso.

Zeiss Milvus 2/50 M Zeiss Milvus 2/100 M

 

Con una calidad óptica sobresaliente, control de aberraciones y distorsiones ejemplar y las imágenes fantasma y reflexiones internas totalmente bajo control.

Dos objetivos diseñados para dar su rendimiento óptico pleno a la distancia mínima de enfoque y a plena apertura.  Se fabrican con montura para Nikon y Canon.